6.3.02

poesia enviada por Lola Mieles de Lazo

LINDICA José María Egas, Ecuador

Y se llamaba Líndica gitana,
de ojos bandidos y de faz serena
que en el cotejo de su caravana
paso por los eriales de mi pena.
Me dijo frases truncas, de la suerte
del amor, de la vida y del arcano
descifrando misterios de la suerte
en las absurdas líneas de mi mano.
Quise hablarle de amor y de repente
se estremeció mi corazón de oriente
con su devota ingenuidad cristiana
y en ese instante con unción secreta
fundí mi raza blanca de poeta
con su raza maldita de gitana.

4 comentarios:

ceciaurora dijo...

Este poema, recitaba mi padre, en aquel entonces nunca le puse atenciòn, ahora que èl no està, comienzo a recitarlo y entonces sucede una emociòn, sucede un pequeño milagro, con cada frase de seguro mi padrè sonrie, imagino en sus ojos pìcaros todos los recuerdos que le llenaban de vida

Peter John dijo...

Siempre recuerdo este poema, lo conoci en mi epoca de colegio, evoca en mi recuerdos de esos tiempos de juventud, el primer amor, los companeros, los profesores, hoy que lo vuelvo a ver completo estoy contento.

karen dijo...

Debes de cambiar ciertas palabras del poemaINDICA.- // Y se llamaba Líndica.... Gitana/ de ojos bandidos y de faz morena,/ que, en el cortejo de su caravana/ pasó por los eriales de mi pena./ / Me dijo frases truncas... de la Muerte,/ del Amor, de la Vida y del Arcano,/ descifrando misterios de la suerte/ en las líneas absurdas de mi mano.../ Quise hablarle de amor. Y de repente/ se estremeció su corazón de Oriente/ con mi devota ingenuidad cristiana.// Y en ese instante, con unción secreta,/ fundí mi raza blanca de poeta/ en su raza maldita de gitana.

Anónimo dijo...

Marzo 21,2011

Felictaciones a Karen. Como élla lo indica, asi lo escribió el poeta. Arturo